Verónica Velasco: “la PUCV es una buena oportunidad para aprender”

Publicista de la Universidad Autónoma Popular del Estado de Puebla, donde también está realizando su maestría, esta mexicana de sonrisa constante nos cuenta de su experiencia al ser uno de los primeros casos de movilidad estudiantil en un postgrado de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en el marco de un convenio bilateral. Desde su país se vino becada y con el apoyo de Fabrec, la empresa automotriz donde trabaja, que no la dejó renunciar y le entregó todas las facilidades para seguir mejorando profesionalmente y, también, crecer personalmente.

¿Por qué decidiste hacer un magíster en Comunicación?
Yo trabajo en el área de recursos humanos, por lo tanto, sentía que necesitaba complementar mi carrera. Al ser publicista no conozco mucho del área de dirección de empresas, tampoco mucho de comunicación. Por eso elegí este camino.

¿En qué momento de tu maestría te encontrabas cuando realizaste el intercambio?
En el último semestre. Cuando me quise venir a Chile me faltaba un año para terminar, pero en ese minuto todavía no había convenio con la universidad, por lo que tuve que esperar. Yo quería venir a Valparaíso y ver el mar (ríe), así que esperé. Pasó un semestre con trámites y, al final, en el último semestre ya me avisaron que podía venir.

¿Cómo fue tu proceso de postulación?
En realidad, no es difícil, porque el proceso lo realizan las encargadas de cada una de las universidades. Aunque, como uno tiene muchas ganas de venir, la espera te impacienta. Uno empieza ¡no me contestan! (ríe), pero en realidad no es nada difícil. Las chicas de cada universidad se ponen de acuerdo y hacen todo mucho más fácil, indicándome lo necesario en cada paso de los trámites.

¿Convalidaste todos tus ramos o al volver deberás cursar algunos?
Acá tomé tres asignaturas y, además, en línea, estoy tomando una de allá. Así que no me atrasó para nada. De hecho, llego a presentar mi tesis, que gran parte la trabajé acá.

¿De qué trata tu tesis?
Como tengo el background de mi trabajo y mi carrera, mi tesis habla sobre marketing, más específicamente, marketing interno, y la trabajé con el profesor Pedro Santander.

Ahora que ya estás terminando y, aparte de querer venir a Valparaíso y ver el mar ¿por qué elegiste la PUCV para tu maestría?
Cuando estaba estudiando publicidad realicé un intercambio en Madrid y me gustó mucho la experiencia. El hecho de poder conocer otra forma de entregar las materias, otra forma de conocer. Esto me entregó algo de mucho valor: no quedarme con la idea que tenemos, sino que siempre hay más. Ver todo más ampliamente. Cuando trabajo en algo siempre pienso en qué puedo hacer diferente. Justamente, en mi trabajo, un becario me habló sobre Chile, así que investigué y me decidí. No me arrepiento, la PUCV es una buena oportunidad para aprender.

¿Algo que te haya llamado la atención de Chile al comparar la enseñanza con México?
Acá en Chile son muy conceptuales. Siempre que dicen algo lo defienden con un concepto. En México somos capaces de explicar algo, pero nos cuesta un poco definirlo. No te voy a decir que fue fácil, porque acá hablaban de teorías que yo no tuve, pero por los mismos conceptos, después era muy simple ir a mi casa, buscarlos y entender.

¿Qué destacas de esta experiencia, tanto del magíster como de tu estadía en Chile?
En área profesional, una de las materias qué más me gustó mucho y qué me aportó mucho fue el optativo de Comunicación Digital, con el profesor Daniel Jiménez. Porque, justamente, parte de mi tesis tiene que ver con comunicar de manera visual y esa materia me ayudó muchísimo, porque, además, de mi trabajo me traje proyectos para continuar trabajando acá. Ahora, personalmente, fue una experiencia magnífica, porque el grupo donde yo estaba era multicultural, había otros extranjeros, entonces poder aportarles a ellos y que ellos me aportaran me hizo sentir muy acogida. Aparte, visité casi por completo el país. Chile me encantó.

¿Recomendarías el magíster?
Sí. Le comentaba a la doctora María Soledad que en México la maestría es diferente. Allá entran 50 personas ¡Imagínate 50 personas! No hay tanto tiempo para dedicar a cada uno, especialmente en la tesis. Acá es mucho más personalizado. Acá somos 6. Tuve muchas más tutorías que con mi profesor de allá (ríe).

Ahora que está a punto de partir, Verónica Velasco espera presentar su tesis para concluir esta etapa. Continuará trabajando, siendo, sin duda, una profesional aún más eficiente de lo que era antes, gracias a sus nuevos conocimientos y a que busca, siempre, la manera de hacer las cosas de manera diferente y mejor.

 

Fotografía: Verónica Velasco deja nuestro país con la misma sonrisa que la acompañó durante todo su aprendizaje, y con las ganas intactas de seguir expandiendo sus horizontes.

 

Por Martín Torres

Área de Postgrados – Periodismo PUCV

 

9 agosto, 2017

Comentarios

comments powered by Disqus