Magíster en Comunicación cierra primera fase en proceso de acreditación

Publicado el: 6 Diciembre, 2016

El programa de postgrado de la Escuela de Periodismo terminó la primera etapa del proceso de acreditación, compilando toda la documentación requerida por la Dirección de Estudios Avanzados (DEA) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, organismo que fomenta la oferta programática para alumnos egresados y que, por tanto, actúa de mediador frente a las agencias de acreditación.

Esta primera parte implicó la elaboración de un Formulario de Antecedentes, o radiografía del programa, el cual incluye datos duros sobre las asignaturas, el cuerpo docente, el número de matrículas e ingresos, entre otros. Posteriormente a ello se escribió el Informe de Autoevaluación, una mirada más crítica que permite resaltar las fortalezas y debilidades del programa recogidas en encuestas realizadas a estudiantes, docentes y ex alumnos.

En ese sentido, los aspectos más favorables destacados por los alumnos son un plantel docente de prestigio, con experiencia profesional y académica, así como una experiencia formativa “de calidad” que comprende una actualización constante de los contenidos.

A su vez, resalta el carácter profesional del Magíster en Comunicación, el cual “profundiza en experiencias profesionales más que ahondar en el campo del conocimiento”, señala la Dra. María Soledad Vargas, directora del programa, con el fin de dar cierta especialización en el ámbito profesional de la comunicación.

Sin embargo, la DEA realizó algunas correcciones a este segundo documento, proponiendo resaltar más las fortalezas, es decir, “tirarse más flores. Al parecer fuimos muy neutros en ese aspecto, entonces la idea es poder resaltar las cosas positivas que hemos hecho en los últimos años”.

Estas observaciones serán incorporadas al documento final y entregadas a la agencia de acreditación los primeros días de marzo del 2017, para luego preparar la segunda fase de este proceso que consiste en la visita de los Pares Evaluadores.

Es necesario señalar que para participar en el proceso de acreditación fue necesario llevar a cabo durante todo el 2015 una serie de tareas pendientes, entre ellas, hacer más explícito el perfil de egreso, para lo cual se consideró una asesoría externa. Así, y a partir de esta nueva definición, se propone un cambio en la malla del programa, lo cual no significó “hacer un borrón y cuenta nueva, sino fortalecer algunas asignaturas históricas y adecuar otras”.

La variación más sustancial en el cambio de malla, operativa desde el 2016, es el trabajo de graduación. “Antes era una suerte de paper académico, pero hoy en día es un trabajo de intervención comunicacional en una organización de carácter público o privado”, lo cual se condice con la naturaleza más profesional y estratégica del Magíster en Comunicación.
 

Por Francisca Mayorga

Área de Postgrados – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus