dafne-moncada

Dafne Moncada, Consejera Nacional del Colegio de Periodistas: “El Derecho a la Comunicación está en deuda en nuestra región”

Publicado el: 26 octubre, 2016

Recientemente electa como Consejera Nacional de la entidad gremial creada en 1956, la ex alumna Dafne Moncada triunfó en las pasadas elecciones regionales del Colegio de Periodistas, donde la lista independiente presidida por Danilo Ahumada lideró las votaciones.

Este grupo nació a partir de la Red Académica por el Derecho a la Comunicación. “Luego de varios encuentros,  me proponen postular a consejera nacional y yo acepté”, señala.

Sobre el proceso previo a las elecciones, Dafne explica que fue muy rápido: sólo tres semanas tuvieron para difundir sus ideas y propuestas. “La campaña consistió en algo muy simple, fue un video que grabamos. Hicimos el programa, algunos contactos con redes sociales y también llamamos a muchos colegas que no estaban colegiados a que lo hicieran y que pudieran participar de este proceso”.

 

Por la defensa del Derecho a la Comunicación

Sus objetivos, como cuenta, serán resguardar el Derecho a la Comunicación en todo el territorio, junto con velar por la integridad profesional de sus colegas e incidir en políticas públicas vinculadas a la comunicación. “Desde el primer periodo de Javiera Olivares que habíamos tenido bastante sintonía, en el sentido que estamos dispuestos a defender el Derecho a la Comunicación, que se entiende como algo no sólo de los periodistas, sino como un derecho de todos a emitir opiniones, pero también a recibir información. Al alero de eso está la defensa de las radios comunitarias, las televisoras comunitarias, de la comunicación pública, entre otros”, explica la exalumna de la Escuela de Periodismo PUCV.

En lo práctico, su rol apuntará a promover que existan tres sectores diferenciados de la comunicación: “el que ya conocemos que es el comercial y que representa más del 95% del toral; el público, que en Chile no existe en la práctica -porque que TVN, por ejemplo, funciona como un canal comercial-; y el comunitario, que en nuestro país se criminaliza”.

 

Tareas por realizar

¿Cuál es la agenda que tienen para trabajar en pos del Derecho a la Comunicación?

Tuvimos nuestra primera reunión de trabajo en Santiago y en ella se discutieron varios temas relevantes por el Derecho a la Comunicación, y la forma de abordarlo tiene varios frentes: la difusión de este derecho a través de distintos seminarios y encuentros, la incidencia que pueda hacer el Colegio en el debate legislativo y, en tercer lugar, el plano educativo, ¿cómo hacemos una Escuela Libre que permita aprender el ejercicio de este derecho?

Uno de los primeros puntos importantes sobre este tema, es que se están pensando desde una mirada latinoamericana, y se conformó la “Alianza por la Diversidad y el Pluralismo” en la que participan varios países, el Colegio de Periodistas de Chile y el Observatorio Latinoamericano de Regulación Medios y Convergencia, Observacom de Uruguay. Esta alianza se lanzó en Chile a propósito del “Encuentro Internacional: Libertad de Expresión y Concentración Mediática en América Latina”, y establece puntos centrales: el rol de los Estados para garantizar y proteger la libertad de expresión; el reconocimiento de la fuerte concentración de medios en manos de grupos privados; la demanda a los Estados para ajustar sus marcos regulatorios, entre otros.

En el plano legislativo, lo más contingente es la tramitación de la ley larga de TVN, la ley de Colegios Profesionales y la Mesa por el artículo 22, que es el que permite la jornada laboral extendida de los trabajadores y trabajadoras de las comunicaciones.

Finalmente, la Escuela Libre, que busca entregar un espacio de formación y todavía está en su fase de diseño, pero el Derecho a la Comunicación es uno de sus pilares fundamentales, así como entregar herramientas que permitan comunicar con enfoque de género y de Derechos Humanos.

 

Desde su perspectiva del Derecho a la Comunicación ¿Qué diagnóstico tiene de lo que pasa en nuestra región?

En nuestra región se vive un fenómeno bien importante de apertura a nuevos medios, muchos afortunadamente salieron de nuestra Escuela, como La Otra Voz y Siente Valpo. Esto ha servido mucho porque se trata de un periodismo que busca otras fuentes, otras informaciones y instala otros temas. Pero, a nivel de comunicación comunitaria se replica lo mismo que en todo Chile, ya que los medios comunitarios han sido perseguidos y allanados, sus equipos han sido decomisados por la PDI. Tenemos el caso de la radio Placeres, que desde el 2009 tiene que funcionar clandestinamente.

Como dato, hace muy poco un Observatorio de Uruguay realizó un estudio de la implementación de las radios comunitarias en Chile y lo que dice es que hay una correlación entre las regiones que tienen más denuncias de radios ilegales y las regiones que tienen menos aperturas de concursos para radios comunitarias.

Siento que en la región de Valparaíso el Derecho a la Comunicación está en deuda. Hay muchos temas que la gente no conoce porque se encuentran invisibilizados. Es cosa de ver la agenda de los medios tradicionales, donde todos tienen las mismas temáticas, versus las radios comunitarias que tiene muy poco alcance, no son tan conocidos y son finalmente los que instalan una agenda distinta (…) Ese es el tema, la gente ve la información que aparece en los medios tradicionales, pero no mira esta otra realidad que cuentan los medios comunitarios.

 

¿Nos puede hablar de sus propuestas de campaña?

Lo primero es hacer un mapeo de las condiciones laborales de todos los periodistas de la Región de Valparaíso, para saber cómo están. Nosotros no sabemos cómo están, cuantos tienen contratos, cuántos tienen boletas de honorarios, entre otros.

Junto con eso, luchar por el Derecho a la Comunicación, crear instancias de debates, de reflexión con estudiantes, profesores, actores sociales y, lo más importante, no sólo con periodistas, sino que además con todos los trabajadores de la comunicación que forman parte de esta cadena (gráficos, audiovisuales, camarógrafos, comunicadores sociales).

También queremos generar más redes y fortalecimiento del Colegio de Periodistas con otras organizaciones y tener las plataformas adecuadas de comunicación entre nosotros.

Entre los proyectos más pequeños, nos importa recuperar instancias que se hicieron en algún minuto como generar cooperativas de viviendas para periodistas, por ejemplo. Además, tener una sala de prensa abierta para todos los colegas que salen a reportear y despachan, para puedan estar en el centro de la ciudad.

Estamos tratando de implementar este tipo de iniciativas que son pequeñas, pero que creemos que pueden hacer una diferencia. También creemos que es importante que entre los colegas podamos encontrarnos en una red de colaboración y no de competencia.

 

 

Por Equipo Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus